IMG_1048-0.JPG

29

oct

Oaxaca


Oaxaca es la ciudad capital del estado que lleva el mismo nombre. Está ubicada a 470 km de la ciudad de México. Ofrece un clima templado y la calidez de su gente y su cultura, son los motivos principales para viajar y dejarse atrapar por nuestro suelo oaxaqueño.

Desde tiempos inmemorables, la ciudad de Oaxaca ha sido el centro de reunión de un sin número de culturas existentes en el estado, un fantástico destino donde cohabitan civilizaciones milenarias, tradiciones vivas y una arquitectura colonial incalculable. En 1529 fue fundada como ciudad novohispana, tierra de asentamientos prehispánicos y civilizaciones zapotecas.

La zona arqueológica de Monte Albán se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad, es el lugar más importante del Valle de Oaxaca. Éste sitio arqueológico nos proporciona increíbles paisajes, una arquitectura con sitios militares y religiosos que te permite echar a volar tu imaginación y contemplar sus calles, sus templos y los juegos de pelota. También es el lugar donde los zapotecas desde lo más alto de su cumbre dominaron el horizonte ante la invasión del enemigo; en el cual hoy podemos tomar magnificas fotografías del hermoso entorno. Sin embargo, Mitla, Dainzú o Yagul, merecen ser visitadas por contar con una historia, que es poco conocida por todos pero a la vez fascinante.

En nuestra ciudad, no solo contamos con destinos turísticos, también los mercados y las fiestas populares nos hacen vivir la autenticidad de nuestra sociedad.

Nuestra comida regional se merece un espacio exclusivo por la gran variedad de sabores y mezclas, como lo son los moles, chocolate y sus famosas salsas, mezcla de sabores coloniales y prehispánicos, así también las variedades botana: los populares chapulines, el incomparable, quesillo (conocido en otros lugares como el típico queso Oaxaca). Así también no podrían faltar las famosas tortillas gigantes, servidas con aromáticos frijoles, quesillo y su variedad de ingredientes como son: el tasajo, chorizo, cecina y costilla enchilada; todo esto forman las deliciosas tlayudas, acompañadas por el rico sabor del chile de agua..

El mezcal, bebida artesanal es ideal para acompañar nuestra tradicional comida. Está de más decir que poco a poco empieza a ser de gran aceptación dentro del territorio nacional e internacional. Puedes degustar y observar el procedimiento de destilación en las diferentes fábricas, en las cuales podrás comprar y así llevar a casa un poco del aroma y sabor de ésta tierra oaxaqueña.

También contamos con un extenso colorido en nuestros textiles oaxaqueños famosos por su gran belleza en todo el mundo.
Nuestro famoso barro negro se elabora en San Bartolo Coyotepec, ubicado a 15 minutos del centro de la capital Oaxaqueña donde puedes adquirir un sin número de piezas de todos tamaños.

Por La Casa de María|Oaxaca|0 comment

Leave a Comment